Ventajas e inconvenientes de las dietas detox

Las dietas detox, basadas en desintoxicar el cuerpo consumiendo solo alimentos naturales tales como frutas y verduras durante algunos días, se han puesto muy de moda en los últimos años. Al igual que ocurre con numerosos aspectos, hay dietas que también se ponen de moda y su realización se extiende, muchas veces sin saber bien lo que se está haciendo y lo que esto puede ocasionar en nuestro organismo. Descubre las ventajas y los inconvenientes que supone realizar estas dietas detox.

 

Ventajas de las dietas detox

Antes de comenzar con las ventajas de estas dietas, es necesario aclarar que en ningún momento se basan en el ayuno. La clave está en consumir alimentos con algo de contenido en fibra y sin grasa o hidratos, como casi todo tipo de frutas y de verduras.

Consumir alimentos ricos en fibra, en vitaminas y en antioxidantes supone una disminución del colesterol, de los niveles de azúcar y de la presión arterial; también ayudará si tenemos problemas de estreñimiento o de retención de líquidos.

Al dotar a nuestro cuerpo de alimentos saludable, durante las primeras horas e incluso días es normal que notemos la mejora de nuestro estado anímico e incluso que tengamos más energía para realizar las tareas de nuestro día a día; pero debes tener cuidado, ya que esta sensación, al acabar, se puede convertir en todo lo contrario si alargamos la dieta.

 

Inconvenientes de las dietas detox

La dieta detox, por lo extrema que puede llegar a ser (no nos olvidemos que estaremos privando a nuestro cuerpo de gran cantidad de nutrientes con los que está acostumbrado a trabajar), no es recomendable para niños, embarazadas, o personas con problemas crónicos o temporales de salud. Siempre que vayas a realizarla te recomendamos que primero consultes con tu médico.

Tampoco es recomendable si lo que queremos es aumentar la masa muscular y estamos trabajando en el gimnasio en aspectos como la musculación. Al consumir muy pocas calorías, esto puede provocar que perdamos bastante peso y perdamos volumen corporal.

Otra de las desventajas es que estaremos consumiendo una gran cantidad de alimentos diuréticos, con lo cual, durante esos días que dure la dieta, notaremos cómo tenemos que ir al baño con mucha más frecuencia que normalmente. Ten esto en cuanto al realizarla, ya que puede llegar a ser algo incómodo.

Si lo que pretendes es perder peso con esta dieta, ten cuidado con el efecto rebote. Cuando vuelvas a alimentarte de forma normal y reduzcas el consumo de frutas y verduras que tiene lugar en estas dietas, puedes volver a recuperar el peso perdido e incluso sufrir el tan temido efecto rebote.

Como conclusión podemos decir que, si quieres realizar esta dieta porque llevas una temporada descuidando tu alimentación, no la alargues muchos días porque puede incluso ser peligrosa. Existen otro tipo de dietas que no te privarán de nutrientes como las proteínas y los hidratos y que se pueden realizar a largo plazo. Las dietas detox deben ser algo puntual y de poca duración.

Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*