Pros y contras de hacer ejercicio a primera o a última hora

Una de las preguntas que surgen a la hora de hacer ejercicio es: ¿Es más recomendable hacerlo por la mañana, o por la tarde/noche? Te ayudamos a despejar esta incógnita.

Te has apuntado al gimnasio. ¡Estás a tope, muy motivado y quieres sacar el mayor provecho de él! Pero seguro que te ha venido a la cabeza la eterna duda sobre qué hora es mejor para hacer ejercicio. Cada uno de nosotros es diferente y tenemos un ritmo biológico que varía. Por eso, unas personas se sienten muy bien realizando ejercicio a primera hora de la mañana y para otras lo mejor es hacerlo por la noche. Por lo tanto la elección del horario para hacer ejercicio debería ser algo vinculado a nuestro ritmo biológico y a cómo nosotros nos sentimos mejor. Cada uno conoce su cuerpo mejor que nadie y es capaz de determinar qué es lo óptimo para su bienestar.

 

Ejercicio por la mañana

Muchos de los partidarios de empezar el día realizando actividad física lo asocian a que esa sensación de bienestar que te aporta el ejercicio te acompañará durante el resto del día. Y esta es una asociación lógica, ya que nos ayudará a nivel físico, químico y hormonal y provocará que comencemos el día con un mejor estado de ánimo, especialmente aquellas personas que ya tienen una rutina establecida.

Sin embargo, madrugar y levantarse temprano con el objetivo de hacer deporte puede no ser suficiente motivación para otros. Si llevas unos horarios complicados o si, simplemente, eres de los que se queda pegado a las sábanas, hacer ejercicio por la mañana puede resultar tremendamente complicado y al final acabarás abandonando. Lo importante es que realices ejercicio, si te cuesta mucho hacerlo a primera hora, escoge el horario que se adapte mejor a ti.

 

Ejercicio por la noche

Para otros es más sencillo ir al gimnasio y hacer ejercicio a última hora de la tarde o por la noche, cuando el día ha pasado y pueden liberar las tensiones acumuladas. Esta es una forma de relajarse y de liberarse del estrés de la rutina diaria.

Beneficios de hacer ejercicio al final del día

Se relaciona mucho la realización de ejercicio por la noche y el sueño. A algunas personas les ayuda a dormir mejor y a conciliar mejor el sueño al descargar toda la adrenalina; sin embargo, otras padecen más insomnio si practican ejercicio al caer la noche. Esto no es de extrañar, ya que el deporte libera energía, mejora el flujo de la circulación sanguínea y activa nuestro cerebro. Esto significa que si no pasa el suficiente tiempo entre la actividad física y la hora de acostarse, podría costarnos conciliar el sueño ya que nuestro cerebro todavía se encuentra muy activo.

Como podemos ver, cada horario para ejercitarse tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Solo tú sabes lo que es mejor para ti y cuándo te sientes mejor. Prueba ambos horarios y decide cuál es el mejor para ti. ¡Cada persona es un mundo!

 

 

Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*