Prohibido entrenar mientras haces la digestión

Seguro que te suena aquello de «tienes que hacer la digestión» si bien muchos exageran con este tema, a la hora de hacer deporte es una cuestión que debes tener muy en cuenta. Seguro que si aprovechas para hacer deporte el rato que tienes para comer en el trabajo en alguna ocasión te has sentido mal… ¡evítalo!

No vamos a ser como una madre pesada que te obliga a guardar rigurosamente más de tres horas y media de digestión pero si que te recomendamos que dejes pasar un par de horas desde que comes hasta que hagas ejercicio y más aún si la comida ha sido abundante. No hagas locuras porque puede ocasionarte molestias o un malestar más importante, todo depende de las cantidades de comida y de qué alimentos hayas consumido pero lo mejor es que si utilizas la hora de comer para venir a Fitness4All comas después del entrenamiento.

Hacer la digestionPara evitar las naúseas, el dolor de estómago o  las gases lo mejor es que no hagas ejercicio mientras estás en plena digestión. La digestión es un proceso complejo en el que intervienen diversas partes del organismo y que consume mucha energía, si mientras estamos inmersos en este proceso también obligamos a nuestro cuerpo a hacer ejercicio corremos el riesgo de dañar nuestro sistema digestivo, sentirnos mal y además el propio entrenamiento puede no tener los efectos que perseguimos. El malestar por un corte de digestión o una simple interrupción parcial del proceso digestivo puede durarnos horas e incluso días y requerir de una visita al médico.

El ejercicio es salud, no estropeémos su mayor virtud y beneficio por no esperar un par de horas a que acabe nuestra digestión. Adapta los tiempos en función de lo que hayas comido, es decir, esta Navidad no vayas a salir a correr o al gimnasio justo después de terminar con medio cochinillo tú solo o acabarás visitando las urgencias del hospital más cercano. Que tu Nochebuena sea mágica y no trágica.

Etiquetas: , , , , , Alcalá, Arturo Soria, Blog, Ecija, Pozuelo, Tres Forques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*