¿Por qué la natación es el mejor deporte para combatir los problemas de espalda?

Seguro que, a lo largo de tu vida, si has sufrido algún tipo de problema de espalda, médicos y especialistas te han recomendado que practiques natación. Este es el deporte más recomendado para este tipo de dolencias, ya que, según se dice, es uno de los deportes más completos, ¿pero por qué es así? En Fitness4All te lo contamos.

Las rutinas de trabajo, las malas posturas y el pasarse muchas hora delante del ordenador pueden traer consigo los habituales dolores de espalda. Estos pueden llegar a ser muy dolorosos, por eso una de las recomendaciones que los doctores y los especialistas del deporte hacen siempre ante uno de estos casos es practicar natación y actividades deportivas que se lleven a cabo dentro del agua, como las que podrás practicar en nuestro gimnasio Fitness4All.

La natación es un deporte de bajo impacto, ya que, por ejemplo, al correr, nuestras articulaciones producen un gran impacto contra el suelo. Este bajo impacto es beneficioso para músculos y articulaciones, especialmente cuando la parte dolorida es la espalda. Además, el peso corporal, cuando estamos en el agua, se reduce, con lo cual es mucho más fácil relajar esta y otras zonas de nuestro cuerpo.

Al no haber impacto de las articulaciones cuando se produce el movimiento, también se trata de un deporte con muy poco riesgo de lesiones, tanto en la propia espalda como en otras partes. Si además de problemas de espalda tienes también algo de sobrepeso, esta actividad puede ayudarte a adelgazar de forma sencilla, debido a que, como hemos comentado anteriormente, el cuerpo dentro del agua pesa mucho menos.

En los diferentes ejercicios de natación que realices estarás trabajando todo el tronco superior: dorsales, abdominales y espinales, además de la musculatura de los brazos y de las piernas.

Y para que la natación ayude de verdad a nuestra espada y mejoremos poco a poco nuestra postura corporal, algo fundamental es realizar la técnica de la manera adecuada. Nadar de espaldas es lo más recomendable, ya que en esta disciplina se mantendrá la columna vertebral alineada. Otros estilos como crol o braza también son beneficiosos, siempre que se realicen con la técnica adecuada.

Si tienes problemas de espalda y quieres mejorarlos y acabar con ese dolor que te acompaña día a día y que hace tu vida un poco más incómoda, la natación es una opción excelente. ¡Tírate ya a la piscina!

Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*