Ejercicios para acabar con la tripa ¡de una vez por todas!

¿Te gustaría reducir el volumen de tu abdomen eliminando así esa molesta grasa que tiende a acumularse en la tripa? Para ello, te recomendamos ejercicios en los que se trabaja el transverso. Este es el músculo más profundo del abdomen, con lo que es importante realizar un entrenamiento que se encargue especialmente de trabajarlo si lo que queremos es reducir tripa.

Una de las zonas más conflictivas para todo aquel que busca perder peso y grasa localizada, además de los glúteos o las piernas, es la tripa. Y es que son muchas las personas a las que la grasa tiende a acumularse en esta zona; ante ello, lo único que podemos hacer es realizar ejercicios antitripa para reducirla en la medida de lo posible. Estos ejercicios deben incluir un trabajo del transverso que no se conseguirá mediante los clásicos abdominales. Se trata de un entrenamiento más específico y enfocado especialmente a trabajarlo en el que primero debemos activarlo y luego integrarlo y reforzarlo en ejercicios con más intensidad.

Ejercicio 1

Apoya las palmas de las manos y las rodillas en el suelo, haz el gesto de meter tripa y ahora, mientras mantienes esta posición y tienes la columna estable y recta en todo momento para no dañarla, realiza respiraciones con el diafragma. Haz cuatro series manteniendo la posición durante 15 segundos y recupera una posición cómoda durante otros 15 segundos. Repite todo esto tres veces y habrás hecho el primer nivel de los ejercicios antitripa que te proponemos.

Ejercicio 2

Túmbate boca arriba, flexiona una pierna y extiende la otra. Ahora pon tus manos bajo los lumbares, haz como que metes tripa y presiona las manos con la propia contracción de los abdominales durante 30 segundos. Alterna la pierna extendida y realiza cuatro series de este ejercicio. Eso sí, deberás descansar al menos dos minutos entre una serie y otra.

 

Ejercicio 3

 

Este ejercicio es el más intenso de los tres que te proponemos para eliminar barriga. Para hacerlo debes tumbarte boca arriba y, con los brazos y las piernas extendidos y ligeramente elevados, lo justo para que se separen del suelo, debes mantener la cadera en posición neutra, de modo que la parte abdominal y trasera será las únicas partes de tu cuerpo que tengas apoyadas en el suelo. Notarás una carga en la zona abdominal, pero recuerda que debes seguir respirando con el diafragma durante los 20 o 30 segundos que debes aguantar esta posición. Se trata de un ejercicio en el que la carga abdominal es muy intensa, de modo que puedes combinarlo con otros, pero repítelo cuatro veces durante tu entrenamiento.

Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*