¿CUÁNTAS PROTEÍNAS ES RECOMENDABLE INGERIR AL DÍA?

Como bien sabemos, el aspecto nutricional es una parte esencial en el camino hacia nuestros objetivos. Descuidar las dosis de nutrientes que debemos aportar a nuestro organismo en función de lo que persigamos puede llegar a afectarnos tanto como el propio ejercicio o la ausencia del mismo. Por ello, debemos personalizar entrenamiento y dieta.

De la misma manera, hay que tener cuidado de no pasarnos priorizando determinados nutrientes para marginar otros. En este aspecto, no debemos dudar en preguntar en nuestro gimnasio o a un profesional de la nutrición. Hoy precisamente os hablaremos de un mito que se ha popularizado desde hace algunos años, gracias a un interesante estudio realizado por el Profesor en Nutrición y Metabolismo de la Universidad de Texas, Douglas Paddon-Jones.

Este llevo a cabo una investigación en la que pretendía descubrir cómo implementar la asimilación de las proteínas en nuestro cuerpo, es decir, nuestra capacidad para sintetizar las proteínas y que acaben finalmente en músculo.

Como ya se conocía, este científico vino a demostrar la vinculación esencial entre el crecimiento muscular y las proteínas, pero no solo eso, además, obtuvo el factor de cuánta proteína es capaz nuestro organismo de asimilar de cara a convertirla en músculo. Lo que mostró es que un consumo medio de 30 gramos de proteínas por toma es el tope que nuestro cuerpo puede utilizar en esa función.

Ingerir una dosis mayor no aporta mucho más en lo que se refiere exclusivamente a fomentar los tejidos musculares.  Ahora bien, no debemos caer en el error de centrarnos tan solo en esa cifra simbólica de 30 gramos.

Y es que las necesidades de cada cuerpo son diferentes, y lo que es más, no debemos caer en el error de pensar de que para lo único que nos valen las proteínas es para crear músculo. Aun cuando este sea nuestro objetivo principal, mayores dosis de proteínas también nos van a ayudar a conseguirlo.

Además, hemos de tener en cuenta un factor fundamental, el del tipo de proteína y el del tiempo de asimilación de la misma. Por eso, no conviene obcecarse con los famosos 30 gramos más allá de los consejos que nos pueda dar un profesional. Del mismo modo, no podemos obviar que la ingesta de proteínas colabora a que nos sintamos más fácilmente saciados y colabora en la asimilación de los lípidos. 

Etiquetas: , , Blog, Tres Forques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*