Corrección de la postura corporal: rutina de ejercicios

postura corporal

El gran número de horas que permanecemos sentados frente a una pantalla a la larga tiene consecuencias en nuestra postura corporal y, por tanto, en nuestros músculos y nuestros huesos. Son muchísimas las personas que tienen problemas posturales de hombros caídos y de espalda debido a estas rutinas. Estos ejercicios que te ofrecemos te ayudarán a que mejores tu postura y tu calidad de vida.

Ejercicios para corregir la postura corporal

Mantener una postura corporal correcta no solo evitará lesiones y graves dolores, sino que también nos aportará una mayor movilidad y nos dará mejor aspecto. Pero para conseguirla debes realizar ejercicios específicos que te ayuden con este propósito e intentar en todo momento, incluso cuando estás más relajado viendo la tele o en un restaurante, que esta sea adecuada.

Una buena silla o sofá te ayudarán mucho en esta tarea, ¡pero debes poner de tu parte si quieres mejorar!

Ejercicio formando ‘W’

Deberás poner tanto la espalda, como la cabeza y los brazos (formando una W), pegados a la pared, con cuidado de que tu columna esté recta en todo momento. Esto te ayudará a estabilizar la columna vertebral y a mantener recta la parte superior del tronco, lo cual te ayudará a combatir los dolores de espalda.

Ejercicio Giros de brazos

Despega los talones del suelo al mismo tiempo que giras los brazos hacia delante y hacia arriba. Luego desciende los brazos los los lados mientras vas apoyando poco a poco los talones en el suelo para acabar de pie y completamente recto.

Ejercicio 60 grados

Este ejercicio también se realiza de pie. Inclina el tronco superior hacia delante unos 60 grados y deja caer los brazos hacia abajo mientras relajas los hombros todo lo que puedas. Luego levanta los brazos por los lados y ligeramente hacia atrás hasta que hayan subido un poco más de tu cabeza. Tras mantener esta postura unos segundos, desciende nuevamente los brazos hasta llegar a la posición en la que te encontrabas.

Ejercicio en el suelo

En esta ocasión tendrás que estar tumbado, preferiblemente en una colchoneta o alguna superficie que te resulte cómoda. Tumbado boca arriba, agarra tus piernas con las dos manos por debajo de las rodillas y mueve la cadera hacia el pecho. Ahora coloca la barbilla entre las rodillas y mantén esta posición durante al menos 30 segundos. Con este ejercicio estarás estirando todos los músculos de la espalda

Ejercicio columna de gato

De nuevo sentado, apoyando manos y rodillas en el suelo, sitúa las manos debajo de los hombros y apoyadas. Ahora levanta toda la parte media de la espalda hacia arriba y luego hacia abajo, como si se tratara de la columna de un gato.

Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*