Controla el olor a sudor en 8 pasos

Controlar el olor corporal en el gimnasio puede ser complicado pero hay diferentes opciones, entre la que seguro que encuentras la más apropiada para tu caso. Una cosa es sudar y otra apestar a todos a tu alrededor y ver como se crea un perímetro de seguridad a tu alrededor en la sala de máquinas de tu gimnasio Fitness4All.

A nadie le gusta oler mal y eso que hay veces que es algo totalmente impredecible pero puedes prevenir o al menos hacer lo imposible para evitarlo. En lo que se refiere al gimnasio extrema la higiene y ¡¡ni se te ocurra repetir ropa!! A continuación te ofrecemos un ocho reglas para evitar el olor corporal cuando haces deporte.

  1. Duchate a diario, aunque vayas a ir a hacer ejercicio no te saltes la ducha matutina porque aunque sudes, no es lo mismo sudar sobre limpio que sudar cuando sobre tu piel hay ya restos de sudor.
  2. No dejes nunca la ropa que has utilizado en el gimnasio dentro de la bolsa, solo conseguiras que el olor se impregne aún más en el textil y en la propia bolsa. Además al estar en la bolsa cerrada propicias que las bacterias proliferen, el olor aumenta exponencialmente y ¡será prácticamente imposible eliminarlo!
  3. Por supuesto, repetir camiseta, calcetines, etc. con las altas temperaturas a las que nos enfrentamos en verano ya es una locura (y un suicidio social) cuando más después de una jornada de entrenamiento, esa camiseta debe ir directa a la lavadora. Su almacenaje en la bolsa del gimnasio debe ser el justo del transporte a casa, ni siquiera debería pasar por un cesto de la ropa sucia porque solo conseguiras propagar las bacterias y el olor a gimnasio.
  4. La toalla del gimnasio hay que usarla y también lavarla, si bien la toalla no es como la camiseta y puedes aguantarla un par de días, no recomendamos que estires sin lavarla más tiempo porque la que utilizas para secar tu sudor, es obvio que contiene bacterias propias de esta excrección. Sin embargo, tendemos a olvidar que tenemos que lavar la toalla que utilizamos para preservar nuestro cuerpo del contacto con la máquina, esta toalla si lo piensas la lavarás más porque está en contacto con tu piel pero también está ¡tocando el sudor ajeno! un asco.
  5. Escoge un buen desodorante, este punto es fundamental si bien hay mucha literatura acerca de los antitranspirantes y sus perjuicios para la salud, seguro que a base de probar encuentras el desodorante que mejor te va. Ya sea en spray, roll-on, crema… a veces el formato es un plus y aún en una misma marca encuentras diferencia entre roll-on o spray.
  6. Otro truco que ayuda a que si sudas al menos no huela tan mal y además es muy refrescante es rociar todo el cuerpo con colonia fresca cuando salgas de la ducha, parece que el aroma de este producto dura poco pero si encuentras colonias frescas que te gusten y te rocias todo el cuerpo al salir del aseo diario, cuando sudes notarás que la colonia se reactiva, claro que este truco es solo temporal, si sudas muchísimo y sobre todo dejas que se seque…. olerás.
  7. Utiliza la toalla, no permitas que el sudor se seque sobre tu piel, evitarás que las bacterias causantes del mal olor despierten y además estarás más cómodo que con los chorretones corriendo por tu cuerpo y por supuesto… evitarás acatarrarte al enfriarse el sudor sobre ti.
  8. Escoge bien tu ropa de entrenamiento, que sea transpirable, cómoda y apropiada para el deporte que realizas. Las camisetas de tirantes son muy prácticas si trabajas el tren superior, no te molesta para el movimiento y además no absorbe el sudor de las áxilas por lo que evita estar húmedo y el olor.

Siguiendo estas ocho normas seguro que mantienes el olor corporal a raya y tus días en Fitness4All son mucho más fructíferos socialmente hablando.

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , Alcalá, Arturo Soria, Blog, Ecija, Pozuelo, Tres Forques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*