¿En qué consiste el entrenamiento en intervalos de baja intensidad o LIIT?

Desde hace algunos años hemos visto cómo el entrenamiento en intervalos de alta intensidad, el llamado HIIT, se asentaba en el mundo del deporte y del fitness. Este se basaba en ejercicios muy intensos durante un tiempo corto, con lo que era una manera de optimizar ese tiempo. Ahora llega el entrenamiento en intervalos de baja intensidad o LIIT, que consiste en lo contrario: realizar ejercicios más suaves durante un tiempo más prolongado. ¿Quieres saber más sobre este tipo de entrenamiento?

Para las personas que no están acostumbradas a hacer deporte y de repente comienzan a hacerlo, quizá el HIIT no sea el tipo de entrenamiento más adecuado; para soportar su intensidad hay que estar en buena forma, ya que si no no seremos capaces de seguir el ritmo. En contraposición a eso, encontramos el LIIT, ya que este tipo de entrenamiento es menos intenso y no requiere que estemos al límite de nuestras capacidades. Para compensar la baja intensidad, los ejercicios se alargan más en el tiempo.

La clave del LITT se encuentra en que en la hora que dura el entrenamiento no dejes de moverte; no lo alarga innecesariamente, sino que esta duración tiene un objetivo, y es que realices ejercicios basculares, pero sin llegar al límite o a la fatiga, manteniendo entre el 65% y el 75%% de la frecuencia cardíaca habitual.

 

Beneficios de practicar LIIT

 

  • Mejora del sistema respiratorio y cardiovascular.

 

  • Pérdida de peso y grasa: Aunque no lo creas, realizando estos ejercicios de baja intensidad perderás el mismo número de calorías de las que perderías realizando ejercicios de alta intensidad durante un periodo más corto de tiempo.

 

  • Reduce el estrés y mejora el estado de ánimo: Una de las grandes ventajas del deporte, de manera general, es que ayuda a mejorar el ánimo. Pero precisamente con el LITT, la sensación de sentirte capaz de superar el entrenamiento mejorará sustencialmente tu estado de ánimo y autoestima. Además liberaremos dopaminas y endorfinas, que ayudan a calmar el estrés y la ansiedad.

 

  • Te ayuda a seguir practicando deporte: Una de las razones por las que mucha gente abandona pronto el gimnasio es porque se someten a unos ritmos de entrenamiento que no son capaces de seguir. Con el entrenamiento en intervalos de baja intensidad este problema desaparece y estarás mucho más motivado día a día.

 

Como vemos, el LITT es un tipo de entrenamiento pensado especialmente para los que buscan una manera de ejercitarse menos intensa pero con más duración. ¡No hace falta asfixiarse y sentir que no puedes más para sentirte sano y hacer ejercicio!

 

Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*