¿Cómo cambia el cuerpo cuando hacemos ejercicio a diario?

Es evidente que realizar ejercicio resulta beneficioso para nuestro organismo y es recomendable no solo para personas que busquen perder peso o muscularse, sino para cualquiera cuyo objetivo sea mantener un buen estado de salud. ¿Pero cuáles son exactamente los cambios que experimentaría nuestro cuerpo si le dedicásemos una media hora diaria al entrenamiento?

Empezar a realizar una rutina de ejercicios es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Ya hayas optado por apuntarte al gimnasio, realizar clases colectivas, nadar, salir a correr… cualquier práctica es positiva, y más si hasta ahora tu forma de vida se había basado en el sedentarismo. Y es que practicando tan solo 30 minutos de ejercicio al día comenzaremos a experimentar una serie de cambios en nuestro organismo, algunos más visibles que otros, pero todos ayudarán a que nuestro estado de salud mejore. ¡Tan solo media hora al día puede marcar la diferencia!

 

Cambios a corto plazo

Durante la práctica de deporte y al finalizar la sesión es cuando empezaremos a experimentar los primeros cambios en nuestro organismo.

  • Mejora la circulación de la sangre
  • Se acelera nuestro metabolismo
  • Mejora la fluidez de la sangre
  • Se agiliza la absorción de los carbohidratos y las proteínas, con lo cual será más fácil adelgazar
  • Mejora el estado de ánimo gracias a la liberación de endorfinas
  • Reduce el estrés y problemas relacionados con el insomnio

Beneficios del deporte

Cambios a medio plazo

A medida que nos acostumbremos a realizar la rutina de ejercicios, que, como decimos, es suficiente con dedicarle una media hora al día, iremos notando nuevos cambios que afectarán a nuestro cuerpo pasados los primeros meses de entrenamiento.

  • Aumenta nuestra resistencia y nuestro fondo físico: seremos capaces de subir escaleras, andar o incluso correr cansándonos cada vez menos.
  • Aumenta la capacidad pulmonar
  • Aumenta la confianza en nosotros mismos y la autoestima: El ejercicio ayuda a que nos veamos mejor y nos sintamos bien con nosotros mismos al dedicarnos tiempo, con lo que tendremos más autoconfianza
  • Mejora el estado del corazón y de los vasos sanguíneos
  • Nuestro sistema inmunológico se hará más fuerte y resistente. Tendremos más defensas que nos ayudarán a luchar contra cualquier virus o enfermedad
  • Nuestro cuerpo regulará más fácilmente azúcares y grasas

 

Cambios a largo plazo

Finalmente, si nos acostumbramos a llevar una vida activa y en la que realicemos ejercicio a diario, tras varios años los beneficios son, aunque breves y concisos, muy importantes:

  • Aumenta la esperanza de vida
  • Ayuda a retrasar el envejecimiento

 

Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*