Beneficios de la sandía: imprescindible en la dieta veraniega

La sandía es un clásico en cualquier mesa de nuestro país. Pero, ¿sabías que además de ser fresca y rica, tiene otras muchas ventajas? Es un alimento ideal para tomar en verano, que se complementa con cualquier dieta y además, tiene mucho más beneficios de los que puedas imaginar. La sandía es rica en varios nutrientes que cualquier adicto al fitness necesita en grandes cantidades. Durante los meses de calor, se convierte en una gran aliada para perder peso y completar nuestras necesidades nutricionales. He aquí algunas de sus ventajas.

Es la fruta que más agua contiene

Hasta un 93% de la sandía es agua, imprescindible para mantenernos hidratados en verano. Si sigues entrenando en meses calurosos, o incluso si prefieres hacer running, natación u otros ejercicios al aire libre, la sandía es un gran aliado. Es la fruta ideal para el verano: fresca, nutritiva e ideal para perder peso.

Rica en L-Citrulina

¿Para qué sirve este componente químico, tan presente en la sandía?  La L-Citrulina hace que los músculos se relajen y los predispone para el descanso y la absorción de energía. Es ideal, por lo tanto, para tomar después del ejercicio.

Además, este compuesto facilita la circulación de la sangre por todo el cuerpo, relajando también los vasos sanguíneos. Por lo tanto, es útil para los que realizan todo tipo de ejercicios, y también se recomienda para mejorar la vida sexual.

Contiene muchos otros nutrientes

¡No sólo agua! La sandía contiene un buen número de otro nutrientes. Es especialmente rica en potasio, magnesio y fibra. Por lo tanto es muy indicada para depurar nuestro organismo, además de tener un efecto laxante, que también nos ayuda a perder peso.

También es rica en varios minerales alcalinos, ideales para limpiar el organismo de impurezas ácidas, como las que se generan cuando realizamos un sobreesfuerzo físico, además de muy apropiada para pacientes con problemas reumáticos. ¡Si vas al gimnasio, es una gran aliada!

También contiene licopoteno, una sustancia que, según muchos estudios, puede protegernos frente a determinados tipos de cáncer, además de otras enfermedades cardiovasculares.

Muy baja en calorías

Precisamente por su alto contenido en agua, la sandía contiene una muy baja cantidad de hidratos de carbono, azúcares y calorías. Está entre las frutas con un contenido calórico más bajo. Es por tanto ideal para aquellos que buscan perder peso de cara al verano. Eso sí: ¡no olvides que es importante obtener tu energía de otros productos!

Fácil de preparar y combinar

Cuando andas apurado de tiempo, todos apreciamos aún más la facilidad a la hora de poder consumir los alimentos. La sandía es deliciosa sin ningún tipo de preparación, y puedes comerla en grandes cantidades sin problemas, gracias a su contenido en fibra y agua, imprescindible en durante la estación veraniega.

Pero también es tremendamente fácil de usar para preparar otras recetas: nada más sencillo que hacer un buen granizado con sandía, usarla para dar sabor a tus batidos, o acompáñalas de otras frutas y vegetales. La imaginación es el límite.

Etiquetas: , , , Blog, Tres Forques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*