Basar tu entrenamiento en una prueba de esfuerzo es beneficioso para ti

El wearable nos invade, antes para hacer deporte necesitabas ganas y un chándal. Ahora no podemos permitirnos una sesión de entrenamiento sin pulsometro y eso si somos de los deportistas más básicos porque hasta camisetas cuantificadoras y auriculares nutricionistas. ¿El mundo se ha vuelto loco? o somos nosotros los que nos hemos dejado llevar por una furia monitorizadora que no nos deja dar un paso sin tenerlo en nuestra cuenta diaria de ejercicio quemacalorias… en los gimnasios de Fitness 4 All te recomendamos como utilizarlos.

Las obsesiones nunca son buenas y la verdad es que de poco te servirán los pulsometros y mil pulseras cuantificadoras que existen si no conoces tu cuerpo mediante una prueba de esfuerzo que será la que determine los niveles a los que tu cuerpo está trabajando en las diferentes zonas de frecuencia cardiovascular: muy suave, suave, moderada, intensa y máxima. Haz una prueba de esfuerzo y pide ayuda  a tus monitores de Fitness 4 All si tienes dudas a la hora de volcar los datos para diseñar tu entrenamiento a medida.

Mediante una prueba de esfuerzo sabrás cual es tu frecuencia cardiaca en reposo y la máxima de esta manera podras calcular las diferentes zonas de entrenamiento cardio que se basan en las reacción de tu corazón ante la actividad física. Si conoces tu frecuencia cardíaca, podrás adaptar tu tabla de entrenamiento para ir evolucionado hacía una mejor forma física con más facilidad y sobretodo con una base científica y saludable.

tablazonas

El entrenamiento cardiovascular es el más tradicional y se basa en un calentamiento en la zona más suave que dura entre 15 y 30 minutos y que irá aumentando en función de las necesidades concretas del entrenado, si lo que busca es bajar peso lo recomendable es el ejercicio suave aunque mantenido, es una cuestión más de resistencia para quemar las calorias que nos sobran que de hacer un gran esfuerzo explosivo.

El entrenamiento más explosivo o intenso concentrado nos hace llegar a la zona máxima de esfuerzo pero solo podremos mantener nuestro cuerpo en ese estado durante un par de minutos. Esta zona es la que se recomienda para entrenamientos HITT que son muy recomendables para deportistas de alto rendimiento.

Lo ideal es que después de tener los datos de tu prueba de esfuerzo, pidas ayuda a un entrenador personal para diseñar tu tabla de entrenamiento y así, si que estarás en disposición de utilizar todos los wearables de la manera más provechosa para tu entrenamiento en el gimnasio.

Alcalá, Arturo Soria, Blog, Ecija, Pozuelo, Tres Forques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*