El flamenco es un estilo de danza que tiene su origen en Andalucía. El baile en genera te ayuda a movilizar diferentes músculos de tu cuerpo, lo cual es muy benéfico para evitar enfermedades osteoarticulares. Además, mejora la flexibilidad, fuerza y resistencia, y combate problemas de rigidez y del sistema circulatorio.

FLAMENCO

 DURACIÓN: 1 hora  INTENSIDAD: Media  DIFICULTAD: Media

BENEFICIOS


Fuerza y seguridad.

Una de las características de este baile es que combina fuerza, ritmo, arte y seducción. Si quieres sentir seguridad en ti misma, volver a sentir pasión y ser más sensual, esta danza seguramente te ayudará a alcanzarlo.

Coordinación.

Durante las rutinas se combina el uso de las castañuelas, abanicos y mantones, lo que provoca una mejoría en la coordinación. "En el flamenco el cuerpo se disocia. Estamos partidos en dos cuando bailamos: arriba tus manos expresan, sacan el interior afuera y abajo tus pies actúan como un director musical, casi un instrumento que, si estás en un tablao, dirigen a tus músicos. La coordinación que alcanzas es altísima", explica la bailadora Natalia García Huidobro.

Te brinda felicidad.

Cuando se realiza una actividad física el cuerpo segrega endorfinas, un químico natural que le produce a nuestro cerebro sensaciones positivas como la felicidad. Las endorfinas también alivian el dolor, el malestar y nos protegen contra los virus y bacterias que invaden nuestro organismo.

Mejora tu apreciación auditiva.

Cuando te integras a una rutina de baile como el flamenco, no sólo debes estar consiente de tu cuerpo, sino de todo lo que rodea a la danza, es decir: la música y el canto. Hay personas que tienen un “buen oído” para la música, pero si se baila flamenco se puede mejorar esa percepción.

Te ayuda a bajar de peso.

El flamenco es un baile enérgico que demanda fuerza tanto en brazos, como en vientre y piernas. Esta danza te hará transpirar, ayudándote a eliminar toxinas y a quemar calorías.