DEFENSA PERSONAL

Mejora tu forma física, quema calorías, combate el estrés y además, aprendes a defenderte, ¿se le puede pedir más a una actividad física? Así son las clases de defensa personal, que suelen combinar ejercicios de acondicionamiento físico, con técnicas de lucha y defensa de las artes marciales.

BOXEO

Si adaptas tu rutina de entrenamiento a la de un boxeador, puedes cambiar los resultados de tu entrenamiento de manera asombrosa. Entrénate para sacar el máximo partido al arte de combinar brazos y piernas para golpear y defenderte.