10 mitos alrededor del fitness (I)

Existen una gran cantidad de leyendas urbanas alrededor del mundo del fitness que seguro que has escuchado en numerosas ocasiones, pero cuya explicación es todo un enigma. Muchos de estos mitos no tienen nada de cierto, pero se han ido extendiendo y ya se asumen como verdaderos. ¿Quieres conocer algunos de los más frecuentes? ¡Vamos con la primera parte de esta lista!

 

10 mitos muy extendidos

 

1. Cuanto más sudes, más peso perderás: Quizá te hayas planteado hacer ejercicio poniéndote una de esas fajas que te ayudan a sudar o pasar más tiempo en la sauna de tu gimnasio. Aunque esto tiene otra serie de beneficios, ninguna de ellos está asociado a la pérdida de peso y sudar en exceso no te ayudará a adelgazar, ya que tan solo perderás agua y electrolitos, los cuales recuperarás cuando bebas y comas tras el ejercicio.

 

2. Se adelgaza más si se hace deporte en ayunas: Ya hemos hablado sobre este mito en más de una ocasión, y no es ni verdadero ni falso, ya que el haber comido algo antes de el entrenamiento no influye sobre el ritmo al que perderás peso. No obstante, recomendamos comer algo, aunque sea una pieza de fruta, antes de ir al gimnasio.

 

3. Se empiezan a perder calorías a partir de los 25 minutos haciendo cardio: Esto es totalmente falso ya que está mal entendido. Desde el primer momento haciendo cardio se queman calorías; lo que sí es cierto es que nuestro cuerpo empieza a utilizar el combustible de reserva, el cual queremos perder para adelgazar, cuando ya llevamos este tiempo haciendo ejercicio. ¡Pero hay que tener claro que calorías se queman incluso subiendo escaleras!

 

4. Los ejercicios de cardio deben hacerse al principio: Algunos entrenadores recomendarán que el entrenamiento cardiovascular se haga antes del entrenamiento y otros después, pero ambas son igualmente válidas y dependerá de cuáles sean tus objetivos concretos. En cualquier caso, si tu objetivo es perder peso, resulta evidente que le tendrás que dedicar más tiempo al entrenamiento cardiovascular que al de fuerza.

 

5. El agua con azúcar después del ejercicio evitará que tengas agujetas: Seguro que has escuchado este consejo mil veces tras un ejercicio muy intenso que te ha provocado agujetas… ¡Y seguro que, si lo has puesto en práctica, no te ha solucionado nada! Una vez hayas forzado tus músculos y hayan salido las agujetas, pocas soluciones efectivas hay; solo descansar durante unos días y no forzar tu cuerpo. Aunque la solución verdaderamente efectiva es aumentar la intensidad del entrenamiento poco a poco y no llevar al límite tu cuerpo.

Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*